Introducción a la economía sostenible

LA ECONOMÍA SOSTENIBLE: DEFINICIÓN Y OBJETIVOS.

Por definición “se entiende por economía sostenible un patrón de crecimiento que concilie el desarrollo económico, social y ambiental en una economía productiva y competitiva, que favorezca el empleo de calidad, la igualdad de oportunidades y la cohesión social, y que garantice el respeto ambiental y el uso racional de los recursos naturales, de forma que permita satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras para atender sus propias necesidades”, según el artículo 2 de la Ley de Economía Sostenible (LES), publicada en el BOE el 5 de marzo de 2011. Es decir, es el desarrollo de actividades que, de forma conjunta, sean económicamente rentables y ambiental y socialmente sostenibles.

La economía sostenible busca aumentar el bienestar social promoviendo un consumo responsable, a través de un sistema financiero basado en empresas verdes. Bien a través de la transformación de las ya existentes o creando negocios nuevos.

Su objetivo es reducir la pobreza y garantizar un desarrollo de calidad de las generaciones presentes y futuras, sin comprometer la salud del planeta (sin consumir más de lo que genera la naturaleza). Las energías renovables y la agricultura ecológica son algunos ejemplos de la forma de producir que pretende.

El desarrollo de una economía sostenible en cualquier territorio que se precie pasa por el desarrollo de políticas dirigidas a promocionar la utilización de fuentes de energías sostenibles, fomentar la competitividad de actividades sostenibles e invertir en el desarrollo de la innovación y la educación.

¿POR QUÉ ES NECESARIA LA ECONOMÍA SOSTENIBLE?:

Los defensores de la economía sostenible se basan en las previsiones medioambientales para las décadas venideras, que según los expertos son poco halagüeñas. En este sentido, los datos divulgados por el Global Footprint Network en relación a la huella ecológica de cara al futuro se presentan poco prometedores. A saber:

a)     De los 7.200 millones de personas que tenía la Tierra en 2013, se pasará a 9.600 millones en 2050. De estos últimos, 6.300 vivirán en ciudades.

b)     Los ecosistemas actuales ofrecen seguridad para más de 2.000 millones de personas.

c)     El daño medioambiental global tuvo un coste de unos 600 millones de dólares en el año 2008, más del 11% del PIB mundial.

En base a esto, quienes promueven la economía sostenible abogan por usar energías renovables (eólica, solar y/o hidráulica); por alargar la vida de los productos que consumimos (compras de segunda mano, alquiler de aquellas cosas que solo vamos a utilizar una vez, etc.) y preservar los recursos del planeta (consumir solo alimentos de temporada, reciclar, evitar los plásticos y la contaminación, etc.). Solo así se podrá garantizar la supervivencia de las generaciones venideras y además, argumentan, al ser una producción más tradicional (y por ende más lenta), necesitará más manos para sacarla adelante. Ergo, creará más puestos de trabajo.

Frente a ellos están los detractores que, o bien se sienten cómodos, o bien se han acostumbrado a un sistema económico capitalista, que es por el que se rige actualmente occidente, que consideran poco realista el planteamiento de la economía sostenible. En su opinión, es un modelo de producción que está abocado al fracaso desde el principio, por su incapacidad para abastecer todas las necesidades de la población mundial actual.

LOS 3 CAMPOS DEL DESARROLLO SOSTENIBLE: SOCIAL, ECONÓMICO Y MEDIOAMBIENTAL.

Las Empresas Socialmente Responsables tienen una amplia variedad de acciones en materia de RSE, dentro del marco de los tres grandes campos que la teoría del desarrollo sostenible ha elaborado el «Esquema de la Responsabilidad Social Empresarial» que contempla los siguientes aspectos:

folleto economia sostenible recortada

Entorno Social:

  • Dentro del entorno social, el primer campo en el que puede influir la de RSE, es en el ámbito laboral, en donde la empresa debe contemplar el bienestar y satisfacción de sus empleados; procurar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres; ofrecer un marco de flexibilidad laboral; brindar condiciones que no afecten la salud y seguridad de los trabajadores; fomentar la formación y el desarrollo profesional; otorgar programas de apoyo con prestaciones y considerar procesos de consulta y participación de todo el personal involucrado en el desarrollo de la empresa.
  • Con respecto a la comunidad en la que la empresa se encuentra localizada; el desempeño de la responsabilidad social trata de responder a las necesidades que la comunidad demanda con programas de buena vecindad, apoyo a la educación local, voluntariado y donaciones.

Entorno Económico:

El entorno económico se refiere al mercado al que la empresa dirige sus acciones, esto es, el marco general en el que desarrolla su actividad. Las acciones de Responsabilidad Social deberán tener en cuenta los derechos de los consumidores, establecer precios justos, otorgar información transparente de su actividad, y la implicación responsable de sus proveedores.

Entorno Medioambiental:

La empresa puede influir en el cuidado del medio ambiente, con responsabilidad social sí va más allá del cumplimiento de la legislación vigente, además, debe tener presente aspectos relativos a la gestión de residuos, a las características de los envases y embalajes, al reciclaje de todos sus desechos, al transporte de mercancías y al consumo responsable de energía.

Por último, integra el concepto de Gobernanza, término que la Comisión Europea define como «…normas, procesos y comportamientos que influyen en el ejercicio de los poderes a nivel europeo, especialmente desde el punto de vista de la apertura, la participación, la responsabilidad, la eficacia y la coherencia».3 Ésta se contempla como una categoría transversal que involucra los distintos ámbitos referidos anteriormente —social, económico y medioambiental— y aspectos como la dirección transparente (en todas las áreas de la empresa), los valores y códigos de conducta de las organizaciones, y la inversión socialmente responsable, es decir, aquélla que tiene en cuenta a las empresas que cumplen los requisitos de responsabilidad social en las distintas áreas de su actividad.

logo conselleria

Si necesitas aumentar tus conocimientos en el campo de la Economía Sostenible puedes matricularte en nuestro curso online gratuito «Economía Sostenible para autónomos, PYMEs y Entidades del Tercer Sector» que se realiza en el aula online de Ruralavanza: https://aula.ruralavanza.com/

Un curso subvencionado por la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana.

2020 Imagen curso economía sostenible

Y si necesitas ayuda para crear una nueva empresa o alinear tu empresa u organización con los objetivos de la Economía Sostenible te podemos ayudar con nuestras asesorías y consultorías individualizadas gratuitas.

Para más información puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo [email protected].

2020 Programa Economía Sostenible 3 ed horiz